48 horas de arquitectura con el Open House

Distintas ciudades del mundo ofrecen a sus ciudadanos 48 horas de arquitectura con el festival ‘Open House’  durante un fin de semana al año 

Hoy es viernes y queremos hablaros de un acontecimiento que poco a poco ha ido cobrando importancia en distintas ciudades del mundo. Pero, ¿de qué estamos hablando? Se trata de un concepto que recibe el nombre de ‘Open House’ y tiene por objetivo ofrecer una experiencia arquitectónica de manera gratuita.

Durante 48 horas se abren las puertas de todo tipo de edificios, desde los más emblemáticos de la ciudad hasta propiedades privadas con alguna característica arquitectónica especial. Se trata de una iniciativa para ayudar a incentivar la importancia y el valor de la arquitectura.

‘Open House’ empezó en Londres en el año 1992 y se fue introduciendo alrededor del mundo. New York, Dublin, Tel Aviv, Jerusalem, Helsinki, Oslo y Melbourne fueron las primeras ciudades en sumarse a esta iniciativa entre el 2001 y el 2008. En el 2010 se hizo por primera vez en Barcelona, y ya llevan cinco ediciones.

En la última edición la Asociación Open House Barcelona celebrada en Octubre abrió al público más de 150 edificios públicos y privados. Los edificios se distribuyeron entre los 10 distritos de Barcelona, y por ciudades como Vilassar de Mar y Santa Coloma de Gramenet. Edificios que raramente están abiertos como el Col·legi de las Teresianes de Antoni Gaudí o la Casa de la Seda hacen excepción y abren sus puertas. El público asistente tiene una variedad de edificios por escoger desde casas y hoteles con una arquitectura emblemática hasta museos como el MNAC, el teatro del Liceu e incluso la Casa del Ardiaca y el Hivernacle de la Ciutadella.

Durante la quinta edición del `Open House’ acudí a un piso del barrio de Sant Antoni porque me despertaba curiosidad la particularidad arquitectónica que podría tener un simple piso de la Eixample. Me refiero al caso del piso de la calle Manso con Comte Borrell. Hace dos años era un piso que se caracterizaba por su oscuridad y estaba distribuido de manera que los pasillos y habitaciones no tenían ventilación ni luz natural. Eduard, joven y arquitecto, decidió aprovechar el piso que tenía su padre en la Eixample para hacer un proyecto arquitectónico: Derribar el piso y hacer una nueva distribución buscando que la luz natural fluyera por todo el piso. Paredes de vidrio con capacidad de hacerse opacas, colores claros, espejos distribuidos de manera estudiada que permiten que la luz natural rebote y ofrezca más luminosidad al piso…Una remodelación que costó aproximadamente 60.000 euros. Modernidad, diseño e innovación, en un piso de estudiantes que diseñó Eduard al terminar sus estudios universitarios.

El ‘Open House Barcelona’ durante 48 horas ofrece a los ciudadanos una nueva dimensión de la arquitectura. Y todo ello es posible gracias a los 900 voluntarios que participan en la organización, más las entidades colaboradoras, arquitectos y propietarios públicos y privados.

Totalmente recomendable tener la experiencia de vivir, observar, y aprender de lo que nos ofrece la arquitectura de Barcelona o de cualquier parte del mundo. Más información sobre el Open House en su web oficial   http://www.openhouseworldwide.org/. Y si quieres sumarte a la iniciativa en Barcelona puedes hacerlo haciendo click al link ➡  http://www.48hopenhousebarcelona.org/ca/que-es.

Ya hay fecha para el próximo Open House Barcelona así que marca en tu calendario los días 22 y 23 de octubre 🙂

openhouse

Piso del carrer Manso remodelado

Leave a Reply